EL TIEMPO
Contrariamente a lo que ocurre con la mayoría de objetos que nos rodean, el violín está concebido para sobrevivir, para sobrevivirnos. Sus poseedores dejarán su huella en él, y así se enriquecerá, aproximándose a aquel ideal que un día fue en la mente de su creador.
Cada instrumento que nace representa un mensaje enviado al futuro recogiendo una densa tradición del pasado. El tiempo es siempre un aliado, ya desde mucho antes de su nacimiento, cuando la materia, en forma de tablones, espera paciente el momento de pasar a un estadio superior. Después iniciará el milagro de la pervivencia.
(C) 2017 Josep Carbonell Mestre in Barcelona me fecit.  PÓgina personal disponible des de marš de 2000. Nova ediciˇ gener 2016.